Seleccionar página
Diagrama de retícula en diseño de páginas, parte 2

Diagrama de retícula en diseño de páginas, parte 2

Elementos del diseño en la retícula de nuestras páginas a la hora de maquetar

En una entrada anterior sobre la retícula base, hablaba del diseño de la retícula base en la página y la importancia de una adecuada elección previa a la composición definitiva de nuestra publicación.

En esta ocasión hablaré de algunos elementos del diseño que se han de integrar en la retícula.

Los tres elementos fundamentales del diseño en la página son los títulos, el texto y las imágenes. Todos deben combinarse en la retícula para formar un conjunto armonioso, en el que los elementos se refuerzan unos a otros. La necesidad de disponer de una retícula base proviene del deseo de conseguir un equilibrio en la disposición de estos tres elementos.

Los títulos

La función de los títulos es introducir una historia, remarcar una información y atraer la atención del lector hacia ella. Por esto, el tamaño y el grosor de la letra elegida en el título será superior a la del texto.

Imagen_25_3_15_18_09_pegada

Los títulos deberán ser breves y concisos, pudiéndose utilizar recursos de color, sombra o cualquier otro que consiga enfatizarlo.

Los subtítulos cumplen una función similar a los títulos. Contien una información más detallada en un cuerpo menor, pero todavía breve y concisa.

El texto

El texto cumple una función narrativa o explicativa. Es el elemento sometido a más restricciones dentro de una retícula, cuyos límites no debe exceder. Debe mantener un interlineado  uniforme, un cuerpo generalmente igual y un interletraje estable. En algunos casos puede darse que convenga variar el tipo de letra en el texto, pero como regla general no debería exceder de tres.

El conjunto del texto determina en gran parte el diseño, por lo que es especialmente importante en el impacto visual del documento gráfico.

Las imágenes

En la composición de una página, suele ser habitual encontrar algún tipo de imágen, gráfico o fotografía. Estas ayudan a romper las restricciones que impone la retícula.

Imagen_25_3_15_18_19_pegada

Las imágenes pueden utilizarse de manera más flexible y visualmente estimulante: pueden atravesar las columnas, ocupar el espacio de más de una columna e incluso superar los límites de la retícula. Tampoco hay restricciones en cuanto al tamaño de las imágenes, pudiendo incluso ocupar el tamaño de dos páginas.

Pueden se en tono de grises, blanco y negro, duotono o a todo color, lo que consigue atractivos efectos visuales. El uso de contorneos de texto alrededor de las imágenes producirá efectos de gran valor estético.

En resumen, las imágenes y su disposición en la retícula representan una oportunidad para el diseñador de dar rienda suelta a nuestra creatividad y a la disposición de recursos gráficos de manera que alcancen una composición  estimulante para el lector. Como diseñadores, emplearemos la división vertical en columnas y la horizontal formando módulos o campos, lo que nos permite evitar el caos y mantener equilibrado el conjunto, de tal manera que el tamaño y la disposición de las imágenes se dispongan en función de los espacios definidos en la retícula.

Mejores portadas… si es un ilustrador/a destacado

Mejores portadas… si es un ilustrador/a destacado

Mejores portadas… con imágenes impactantes de la mano de un ilustrador

Conseguir una portada impactante, convincente, bonita, pero sobre todo que «diga algo» es una tarea que lleva más tiempo de lo que parece.

Tras muchos años haciendo portadas, y sin desmerecer las portadas diseñadas a partir de fotografías bien trabajadas, uno se da cuenta del valor que tienen los ilustradores para conseguir las mejores portadas.

Anteriormente había hablado del ilustrador Álvaro García de Miguel; esta vez, leyendo este artículo de la gráfica.info, he encontrado un ilustrador impactante, que destaca por combinar sus ilustraciones con elementos reales, logrando una integración armoniosa de ambos. Me refiero al artista Christoph Niemann.

Algunas de las mejores portadas están compuestas a partir de sus ilustraciones. Son… sencillamente asombrosas por su sencillez e impacto.

Dejo algunas muestras que bien merecen el reconocimiento:

 [metaslider id=821]

[wysija_form id=»1″]

 

Diagrama de retícula en diseño de páginas, parte 2

Diagrama de retícula en diseño de páginas, parte 1

Diseñando páginas con la ayuda de un diagrama de retículas

Con esta entrada, inicio una serie que, bajo la categoría de «maquetación», expone algunos conceptos básicos que ayuden a entender los procesos que intervienen en la edición de revistas y libros.

Aquellos profesionales como los arte-finalistas, maquetadores, ilustradores o diseñadores gráficos, han de tener en cuenta a la hora de construir una página con aspecto profesional para una revista, periódico, folleto publicitario, o incluso un anuncio de prensa: todas las posibilidades que se venían manejando en la industria de las artes gráficas y que con las herramientas informáticas, nos permiten explorar con su máximo exponente.

Maquetación, composción de página, compaginación, son diferentes términos que se usan para referirse a una misma cosa: la manera de ocupar el espacio en la página. El objetivo es conseguir un efecto estético, a la vez que práctico entre los textos, las imágenes y los espacios vacíos. Esto es algo que ya, desde los tiempos de Gutenberg, se tenía en cuenta en la composición de los manuscritos, donde se procuraba que cada carácter dibujado tuviera una medida concreta y estandarizada, además de que los márgenes fueran uniformes. En aquellos manuscritos de la Edad Media, observamos una estructura sobre un «armazón» cuidadosamente medido. Las páginas compuestas en la era de Gutenberg, se realizaban empleando tipos móviles para que los caracteres se dispusieran en filas para formar palabras, que eran sostenidas en reglas longituinales y columnas iguales, para formar una estructura coherente y equilibrada.

Con las aplicaciones de edición actuales, podemos alcanzar una mayor flexibilidad y mucha menos rigidez en relación a las estructuras de páginas de antaño. Esto obliga a los profesionales del diseño gráfico y editorial, a emplearse a fondo en el proceso de planificación y estructuración previa de la página, es decir, al buen diseño y creación de la retícula.

El diseño de la retícula base

Lo primero a tener en cuenta antes de proceder a crear la retícula (base sobre la que se asientan los elementos gráficos) es el objetivo de comunicación gráfica que se pretende. Así, por ejemplo, la retícula quedará condicionada a las características del documento gráfico de que se trate, de tal manera que un libro de lectura tendrá una retícula muy distinta a una revista de moda, un periódico o un folleto publicitario. Además, la cantidad de fotografías o ilustraciones a utilizar en la página y la tipografía también serán tenidas en cuenta.

En el caso de los libros tradicionales de lectura, como novelas, se emplea una retícula más simple como es la de una sola columna con márgenes iguales en todos sus bordes. Sobre esta base, se pueden elegir diferentes variantes en el tamaño de los márgenes, en función del documento gráfico de que se trate o de consideraciones como la facilidad de la lectura, elegancia en representación de bloques o requisitos de la encuadernación. A pesar de las limitadas posibilidades de disposición de elementos gráficos en estos casos, el responsable de la edición, deberá tener en cuenta la variedad de opciones, entre las que puede elegir con respecto a los márgenes de los bordes, procurando crear sensaciones de lujo, tensión, formalidad o informalidad que proporcionarán al tema impreso diferentes énfasis.

Antes de abordar la elección de una retícula u otra, se deben tener en cuenta las características del papel sobre el que se va a imprimir y su tamaño. Para ello conviene realizar algunos bocetos sobre papel, manipular físicamente el mismo y probar con diferentes formatos, hasta lograr conceptualizar y concretar aquello que se va a realizar.

Imagen_12_01_15_11_56_pegada Imagen_12_01_15_11_56_pegada

Aspectos esenciales de la retícula

Se debe decidir sobre los márgenes superiores e inferiores, interiores y exteriores de la página con relación a la zona de disposición del texto.

Además se debe tener en cuenta:

  • tipografía,
  • el cuerpo del tipo (textos, títulos, subtítulos, etc),
  • alineación de párrafos,
  • interlineado (espacio vertical entre líneas),
  • kern (espacio entre caracteres),
  • número de líneas por página, y
  • número de columnas y la distancia entre estas.

No olvidar que, las columnas se utilizarán sobre todo para el texto y, por tanto, debe tenerse en cuenta la funcionalidad de la anchura de aquellas.
Se pueden elegir tantas columnas como se quiera, pero existen algunas convenciones sobre el número apropiado. Por ejemplo, se considera que tres columnas son apropiadas para folletos, dado que proporciona anchas y legibles columnas de texto, y la flexibilidad de poder subdividirlas en seis columnas para una mayor versatilidad en la disposición de los elementos.

La fórmula de dos columnas (que puede ajustarse fácilmente a cuatro) son más utilizadas en trabajos de diseño gráfico. En general, cuando el número de columnas es par, se consigue una distribución más equilibrada en la página, aunque puede resultar carente de originalidad.

Un número impar de columnas en la retícula puede ser más original, pero resultará más difícil conseguir cierto nivel de equilibrio.

Además de las columnas (como elemento de distribución vertical), se debe tener en cuenta el frecuente uso de imágenes, por lo que un elemento de distribución horizontal del espacio puede resultar muy útil para lograr un equilibrio entre todos los elementos de la página. El número de módulos por página y la cantidad de fotografías e imágenes, ayudará a conseguir los objetivos de diseño que nos hayamos marcad para la publicación en cuestión.

interior revista alpinismo

La retícula elegida condicionará decisivamente el resultado final, por lo que antes de empezar a proyectar como va a ser nuestra publicación, conviene realizar diversas pruebas de retículas, experimentar con los elementos gráficos y plantearse una composición esquemática de lo que se quiere conseguir.

Imagen_12_01_15_22_04_pegada

 [wysija_form id=»1″]

Las 20 mejores portadas de revistas del 2014?

Las 20 mejores portadas de revistas del 2014?

La siempre dificil (y polémica) elaboración de las mejores portadas del año

Vía: quintatinta

Diego Areo nos ofrece en su blog, una selección de las 20 mejores portadas de revistas del pasado año 2014… la elección no deja indiferentes.

Estos tops de portadas son siempre injustos: ya al minuto siguiente uno se arrepiente de omisiones o presencias. Son, sin embargo, ejercicios de selección irresistibles de hacer.

En 2014 hemos disfrutado de portadas de un nivel brillante, y ha sido divertido elegir de entre lo publicado en El Portadista.

Hay, por supuesto, unos sospechosos habituales en el mundo editorial cuya calidad destaca por encima de la media. A saber: The New York Times Magazine ha creado en los últimos meses una identidad editorial renovada a base de portadas contundentes, que van alternando estilos y técnicas. Bloomberg Businessweek y su espectacularidad desacomplejada. The New Yorker, con su habitual clase y distinción. Wired, con una energía brutal. Metrópoli y su sorpresa semanal…

Entrada completa en: quintatinta

[metaslider id=506]

[wysija_form id=»1″]

Ejercicio de Photohop. Crear Imágenes con fondo transparente

Ejercicio de Photohop. Crear Imágenes con fondo transparente

Fotomontaje en Photoshop con fondo transparente y textos

Este ejercicio refuerza el aprendizaje de las tareas de Photoshop relativas al fotomontaje con textos.

shutterstock_153

  1. Abre el archivo «valencia.jpg» de la carpeta «IMAGENES curso».
  2. Elimina el fondo exterior a los circulos y conviertelo en transparente.
  3. Guardalo en el formato adecuado para que la transparencia sea efectiva. Hazlo con el mismo nombre pero con la extensión que corresponda.
  4. Abre el archivo «153.jpg» de la carpeta «IMAGENES curso» , y coloca en él el archivo que guardaste en el punto anterior.
  5. Guarda el montaje final en formato PSD añadiendole (tu nombre entre parentesis) en la carpeta «con EDICION FOTOGRAFICA-Photoshop».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies