Seleccionar página
Prefieren leer en papel

Prefieren leer en papel

Cuando los estudiantes prefieren leer en papel

Es ampliio el debate que nos traemos acerca de las ventajas e inconveniente que tienen los soportes tradicionales sobre los soportes digintales. Por que al final, no importa tanto el soporte si no las ventajas que uno u otro aportan para acceder a los contenidos.

En el ámbito academico parece que, a pesar de que algunas experiencias de editoriales de libros de texto con contenidos exclusivos en digital han entrado fuerte, como puede ser el ejemplo de Digital-Text; la experiencia lectora en libros de papel está siendo redescubierta por algunos estudiantes.

Imagen_20_10_15_8_00_pegada

En el siguiente artículo extraído del blog Conexiones, explica como los estudiantes nativos digitales, tras su etapa de aprendizaje empleando formatos digitales, están descubriendo las ventajas de estudiar utilizando libros tradicionales, es decir, sobre papel:

«Frank Schembari ama los libros impresos. Le encanta su olor. Hace garabatos en los márgenes, subraya frases interesantes y dobla la esquina de algunas páginas para marcarlas.

libro-digital-zSchembari no es un jubilado que toma té por las tardes, ni está interesado en la política. Él tiene  20 años y estudia en la Universidad Americana. Además, es la prueba viviente de una ironía peculiar en la era de Internet: Los nativos digitales prefieren leer impresos.

“Me gusta la sensación del papel”, dijo Schembari, leyendo bajo la luz natural en un atrio de su escuela, con un Smartphone a su lado. “Me gusta sostenerlo y que no haga sonidos”.

Los fabricantes de libros de texto, escritores y las encuestas realizadas a estudiantes universitarios, arrojan que los millennials todavía prefieren los impresos por el placer, dato que sorprende a los expertos dado el consumo de otros contenidos digitales por parte del mismo grupo. Un estudio de la Universidad de Washington sobre libros de texto digitales encontró que una cuarta parte de los estudiantes todavía compra versiones impresas de los libros de texto digitales que se les dieron de forma gratuita.

“Estas son personas que no se supone que deban recordar la acción de oler los libros”, dijo Naomi S. Baron, lingüista de la Universidad, que estudia la comunicación digital. “Es bastante sorprendente”.

A principios de este mes, Baron publicó “Palabras en pantalla: el destino de la lectura en el mundo digital”, un libro que examina las preferencias de los estudiantes universitarios para los impresos y explica que las versiones en papel  son, a menudo, superiores al formato digital. En un dispositivo electrónico, la distracción de los lectores es inevitable y no logran comprender al 100%.

En las encuestas, Baron pidió a los estudiantes responder qué es lo que menos les gusta de leer en los impresos. La respuesta que más se repitió: “Que me lleve más tiempo porque leo con mayor atención”.

La preferencia de los jóvenes por los impresos, en comparación con los libros digitales, …
[…]»

Artículo completo: http://conexiones.digital/por-que-los-nativos-digitales-prefieren-leer-impresos/

Publicación digital, un salto desde el papel; revista Altitud como ejemplo

Publicación digital, un salto desde el papel; revista Altitud como ejemplo

Publicación digital, ¿el salto que deben dar todos los editores?

De todos es sabido las dificultades y temores para llevar las publicaciones tradicionalmente en papel a un formato de publicación digital. Y me voy a referir a las publicaciones corporativas con periodicidad: las revistas (o magazines).

Aunque pueda entenderse el temor de saltar a la publicación digital, este responde muchas veces a la dificultad de salir del «espacio» de comodidad donde estamos habituados a movernos. Siempre es más «seguro» trabajar en un entorno conocido, donde se ha alcanzado un trato de confianza y un sistema de producción más  o menos estable con proveedores, colaboradores y otros agentes que intervienen en la edición de una revista.

También hay ocasiones en que no es inteligente producir una publicación digital, porque debido al perfil de sus lectores, estos prefieren seguir «consumiendo» contenidos de manera tradicional: hojear el papel. De hecho, un estudio realizado sobre los hábitos de lectura de estudiantes universitarios en EE.UU.,  revela que para algunos tipos de lectura que requieren más atención, los estudiantes prefieren estudiar sobre libros impresos en lugar de en la  tablet u ordenador. La invitación a la distracción que ofrecen los dispositivos electrónicos, lleva a evitarlos en favor de leer o estudiar los textos sobre papel: ¿Por qué los nativos digitales prefieren leer en papel?

Aunque, volviendo al caso de las revista corporativas, que no necesariamente tienen una finalidad relacionada con el aprendizaje, hay otos motivos por los que los lectores prefieren seguir leyendo sobre papel: el placer del paso de las páginas, el tacto, el olor, el coleccionismo, la edad,…

Personalmente pienso que el editor, debe plantearse si su prioridad es conservar aquellos lectores «tradicionales» o ampliar su número de lectores a otros que estando interesados en el contenido de su revista, seguramente ya estén habituados a leer en formatos digitales. Recuerdo que, como ya mencioné en otra entrada reciente,  el número de usuarios de dispositivos digitales está en aumento.

Ejemplo del transito del papel al formato digital

Muchos editores ya han pasado al formato digital y online con éxito, aunque no sin haber desarrollado antes una estrategia adecuada que les permita no perder a los lectores tradicionales, además de satisfacer a sus lectores habituados a leer online y captar nuevos lectores.

Ejemplo de editoriales que llevan tiempo transitando de su revista en papel al formato digital, es la Federación Madrileña de Montaña, que edita su revista Altitud en formato papel y en formato de publicación digital.

La Federación Madrileña de Montaña, además consulta a sus federados si prefieren o no seguir recibiendo su revista en papel, aludiendo a la necesidad de reducir la tala de árboles para la producción de papel.

La revista Altitud, permite 2 modalidades de lectura digital: la descarga del PDF y la lectura online, dando al lector la posibilidad de elegir el momento y el dispositivo donde leer su revista preferida.Imagen_11_3_15_11_38_pegada

 

Libro electrónico en España ¿tiene futuro?

Libro electrónico en España ¿tiene futuro?

El libro electrónico, bregando por encontrar su espacio

A diferencia de la tendencia en nuestro país –donde el descenso en la venta de ereaders ha acompañado a la del libro impreso–, EE.UU. experimentó el año pasado un incremento de este medio, según publicó La Vanguardia.

Imagen_09_02_15_12_13_pegadaEn EE.UU., un tercio de los habitantes cuenta ya con un aparato como los fabricados por Kindle o Nook. Si al conjunto que emplea e-readers se le añade el colectivo que tiene un iPad o cualquier otra tableta, el grupo resultante de la suma llega al 50% de los habitantes, siete puntos más que en septiembre de 2013.

Sin embargo, ¿cual será el talante del sector de la edición en España? ¿dejará de apostar por este medio aunque hoy no sea rentable?… Está por ver.

El editor (o autoeditor) que mire al futuro, debe tener en cuenta el incremento de dispositivos móviles como soporte de lectura:

«el consumidor español posee de media seis dispositivos…»

El estudio denominado «Somos digitales» realizado por Accenture.es, afirma que «el consumidor español posee de media seis dispositivos y muestra una elevada tendencia tanto a renovar este parque de dispositivos como a seguir aumentándolo».

Según esto, en lo que respecta al mercado del lector de libros, representa una oportunidad que es imprescindible aprovechar.

Las estrategias para posicionar el libro electrónico, deberán pasar por acentuar el espíritu innovador y exprimir las habilidades que incluyen los dispositivos móviles.

Otras ventajas de producción como que los formatos digitales epub o mobi, son fácilmente trasladables a partir de la maqueta pdf destinada a la impresión digital.

O por ejemplo, la complicidad de la interacción de permiten las redes sociales con los contenidos editoriales, es otra estrategia a tener en cuenta para llevar los contenidos al lector con dispositivos digitales.

En cualquier caso, lo digital no es ya el futuro… es el presente y, cada vez son más los lectores que están optando por este hábito de lectura.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies